Logo gb inyectados
emisiones CO2

¿Qué es la certificación de huella de carbono?

La huella de carbono se ha consolidado como un método para medir y gestionar el impacto ambiental de las empresas. Gracias al cálculo de las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a una actividad industrial, es más fácil tomar conciencia de cuánto se contamina y dar el primer paso para reducirlas al mínimo y obtener las certificaciones que lo acrediten. 

 En este artículo explicamos qué es exactamente este indicador ambiental, cuáles son los distintos tipos de certificaciones y cómo pueden obtenerlas las empresas interesadas en sumarse al cambio sostenible. 

¿Qué es la huella de carbono y cuál es su propósito?

La huella de carbono es un indicador que comenzó a utilizarse en el año 2004 y que mide la totalidad de emisiones de gases de efecto invernadero generadas por una empresa, evento, producto o persona. Se mide en toneladas de CO2 equivalente.  

Thomas Wiedmann y Jan Minx crearon el método para el cálculo de la huella de carbono. Wiedmann se destaca como el mayor experto mundial en análisis de ciclo de vida y cuantificación de la huella a nivel de países. Por su parte, Minx ha co-desarrollado junto a Wiedmann las herramientas de análisis de input-output que se aplican globalmente.  

Ambos contribuyeron decisivamente a la creación del estándar GHG Protocol Product para el cálculo de la huella de productos. Gracias a su fructífera colaboración y sus numerosas publicaciones científicas, Wiedmann y Minx pueden considerarse pioneros en sentar las bases conceptuales y metodológicas para la medición cuantitativa del impacto climático a través de la huella de carbono. 

Explicado de forma sencilla, el propósito del método de Wiedmann y Minx es cuantificar el impacto que tiene una actividad en el calentamiento global, para que los organismos e instituciones puedan establecer estrategias de reducción de emisiones ya sea premiando a quien las reduzca o sancionando a quien no lo haga. 

Tipos de certificaciones de huella de carbono 

Para acreditar el nivel de emisiones que generan las empresas se crearon cuatro tipos de certificaciones que se pueden obtener cumpliendo una serie de condiciones u objetivos. Estos documentos son entregados por entidades autorizadas para ello (en España son ENAC y AENOR) sirven para acreditar que la empresa está calculando, compensando o reduciendo su huella de carbono. 

 Además de los distintos tipos, existen varios niveles: huella de carbono de organización, de producto o de evento. 

CO2 Calculado

El certificado más básico. Implica cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero siguiendo estándares internacionales como ISO 14064 (para organizaciones) o el GHG Protocol (para productos).  

 Requiere realizar un inventario completo y una verificación independiente. 

 Es el primer paso para poder reducir y compensar la huella, aunque no implica ninguna acción de reducción de emisiones por parte de la organización. 

CO2 Reducido

Además de calcular las emisiones, la organización debe demostrar que ha implantado medidas efectivas de reducción de su huella de carbono. Pueden ser medidas como la eficiencia energética, el autoconsumo renovable o la movilidad sostenible. 

 Debe reducirse entre un 3% y un 5% respecto al año base y requiere una verificación anual. 

CO2 Compensado

Las emisiones que no pueden evitarse se compensan invirtiendo dinero en proyectos de absorción de CO2. Por ejemplo, pueden ser proyectos de reforestación o de generación de energía renovable que evitan emisiones equivalentes. 

 Cada tonelada reducida mediante estos proyectos genera un Crédito de Carbono Certificado, que equivale a una tonelada de CO2. La organización los adquiere para equilibrar sus emisiones netas a cero. 

Carbono Neutral

Esta es  la máxima certificación, que implica haber calculado, reducido y compensado la huella de carbono, consiguiendo el balance neutro de emisiones. La verificación se realiza siguiendo la norma PAS 2060. 

 Para obtener este documento se requiere cumplir con compromisos de reducción ambiciosos a largo plazo y la compensación mediante Créditos de Carbono de alta calidad contrastada. 

Preguntas Frecuentes 

¿Qué significa la huella de carbono?

La huella de carbono mide el total de gases de efecto invernadero emitidos directa o indirectamente por una actividad. Nos permite conocer y reducir nuestro impacto climático. 

¿Qué es la huella de carbono Miteco?

Es la calculadora de huella de carbono personal que ofrece el Ministerio para la Transición Ecológica en España. Permite a los ciudadanos calcular su huella personal a partir de sus hábitos de consumo. 

¿Quién genera la huella de carbono?

Tanto personas como organizaciones generan una huella de carbono derivada de sus actividades. Cualquier producto, empresa o evento tienen asociadas unas emisiones de gases de efecto invernadero en su ciclo de vida o duración. 

¿Cómo se calcula la huella de carbono?

Se cuantifican las emisiones directas e indirectas siguiendo estándares internacionales. Se requiere un inventario de emisiones lo más completo posible por parte de la organización. 

¿El certificado de huella de carbono es obligatorio?

Según el Real Decreto aprobado en 2014 la reducción de huella de carbono en España era algo voluntario, y lo sigue siendo en la actualidad. Pero el panorama va a cambiar en el futuro próximo. 

 En algunas comunidades como Baleares ya es obligatorio para algunas empresas realizar el cálculo y se prevé que esta obligatoriedad se extienda a nivel nacional, aunque probablemente no para todas las empresas. 

 

 

Scroll al inicio